¿El estres puede provocar reflujo?

¿El estres puede provocar reflujo?

El estrés parece ser un desencadenante del reflujo ácido. Sin embargo, los estudios muestran que la gente muy probablemente se vuelven más sensibles al ácido en el esófago debido al estrés; en otras palabras, el cuerpo no produce realmente más ácido.

Un efecto secundario del estrés, es el agotamiento, que está especialmente conectado a un aumento del reflujo ácido. Otros desencadenantes incluyen fumar, llevar el exceso de peso corporal y dormir demasiado pronto después de una comida grande. Comer alimentos ricos en ácido, grasa o especias contribuye al reflujo ácido.

También se agrava al tomar medicamentos que irritan el estómago, como la aspirina o el ibuprofeno. Algunas mujeres tienen reflujo ácido por primera vez cuando están embarazadas.