La enfermedad de reflujo gastroesofágico y su tratamiento

La enfermedad de reflujo gastroesofágico y su tratamiento

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se refiere a una serie de síntomas que ocurren al menos dos o más veces a la semana, en episodios cortos o largos. Esta enfermedad también se conoce como dispepsia por ERGE, esofagitis por reflujo o esofagitis péptica. No es una enfermedad causada por la gastritis.

El contenido del estómago regresa al esófago porque no cierra el anillo muscular o el esfínter en el extremo inferior del esófago. A veces la enfermedad es asintomática. O usted puede tener síntomas como irritación y ardor en la garganta y el pecho, dolor de cuello, eructos, regurgitación, náuseas, ardor en la boca del estómago, hipo, voz ronca en la mañana, dificultad para tragar alimentos, pérdida de apetito. Son molestias que empeoran cuando usted se inclina, se acuesta o después de comer.

Pueden ocurrir complicaciones si los síntomas persisten y no se tratan porque pueden dañar la mucosa del esófago. Con el transcurso del tiempo se pueden presentar inflamaciones o esofagitis, sangrado, úlceras y hernia hiatal. Si el reflujo llega a la garganta, la enfermedad puede ser causada por reflujo laríngeo y ardor de estómago, es decir, acidez estomacal, dolor o ardor a nivel del esófago.

Los ácidos son necesarios para digerir las proteínas y no dañan el estómago, que está protegido del ácido clorhídrico por una sustancia mucilaginosa. La saliva también contiene ácidos neutralizantes. Pero cuando el ácido estomacal y parte de los alimentos regresan al esófago, causan irritación y ardor.

¿Cómo se trata la enfermedad del reflujo esofágico? 

En general, se pueden utilizar intervenciones quirúrgicas, medicamentos o procedimientos naturales. El procedimiento quirúrgico implica riesgos, ya que puede ocasionar encogimiento o dificultades quirúrgicas. Bajo prescripción médica, hay tratamientos con medicamentos que causan mejorías temporales aunque no se curan definitivamente.

La mayoría de las drogas basadas en el tiempo por lo general producen efectos indeseables, leves o graves. Los procedimientos naturales para el tratamiento del reflujo gastroesofágico no tienen contraindicaciones y no causan problemas secundarios.

Los procedimientos naturales se basan en un enfoque holístico, una dieta adecuada, la ingestión de ciertas hierbas y hábitos cambiados. La enfermedad del reflujo gastroesofágico no es aislada, sino que reacciona a diversos desequilibrios orgánicos y psicológicos que deben tenerse en cuenta.

Todo ser humano es un ser integral compuesto de cuerpo, mente y alma, por lo que debe ser considerado de tal manera que pueda sanar holística y definitivamente.

Una dieta adecuada, hierbas aromáticas especiales, algunos suplementos dietéticos y métodos para evitar y/o controlar el estrés no sólo ayudan con los problemas estomacales, sino que también mejoran la salud en general.

El artículo anterior se basa en el libro electrónico "Adiós al reflujo ácido" de Jack Palmer, un terapeuta holístico y nutricionista. Palmer estudió y experimentó la enfermedad de reflujo gastroesofágico y su tratamiento natural, evitando cirugía y/o medicamentos (tanto recetados como de venta libre). Encuentra más información sobre este tema.