Gastritis: síntomas, causas y tratamiento

Gastritis: síntomas, causas y tratamiento

La gastritis es una irritación que ocurre en el revestimiento del estómago. Puede ser aguda o crónica. En algunas personas, esta afección aumenta el riesgo de úlceras estomacales.

En la mayoría de los casos, la gastritis no es una afección grave y se resuelve rápidamente con tratamiento.

Hay muchas causas de gastritis, incluyendo vómitos severos, consumo excesivo de alcohol, estrés y el uso de ciertos medicamentos como antiinflamatorios o aspirina.

También puede ser causado por el reflujo biliar, anemia perniciosa, Helicobacter pylori y ciertas infecciones. La falta de tratamiento para la gastritis puede llevar a una pérdida de sangre severa y a un mayor riesgo de cáncer estomacal.

En muchos casos, es posible que no haya ningún síntoma. Si aparecen síntomas, pueden incluir vómitos, náuseas, pérdida del apetito y dolor abdominal.

Un paciente puede experimentar vómitos con sangre y heces negras si la afección causa sangrado en el revestimiento del estómago. Otros síntomas comunes incluyen distensión abdominal, hipo e indigestión.

El tratamiento de la gastritis depende de la causa subyacente. En algunos casos, la afección desaparece sin tratamiento con el tiempo.

Es posible que los pacientes necesiten dejar de tomar medicamentos que desencadenan la gastritis, como el naproxeno, el ibuprofeno y la aspirina.

Los médicos pueden recomendar antiácidos, antagonistas H2 e inhibidores de la bomba de protones.